Advertisement

The Rider, cine indie en el oeste americano

En Duendemad hemos conocido a Fernando Guallar antes del estreno de la segunda temporada de Velvet Colección de Movistar+. ernando hoy es nuestro personaje Duendemad.

El fotógrafo Javier Aranburu (con n, nos recalca) se ha paseado cámara al cuello por varios continentes, pero lleva quince años retratando nuestra ciudad en el proyecto You love Madrid. 

Una madre con su hija en brazos, una abuela sonriente, una joven asiática y una simpática pelirroja pecosa. Ellas han sido las protagonistas de los exitosos carteles de San Isidro 2018. Unas alegres ilustraciones firmadas por la ilustradora Mercedes DeBellard con quien nos encontramos en las inmediaciones de la plaza de Tirso de Molina.

Estamos de enhorabuena. Tras editar seis discos, colaborar en el programa radio "El Mundo Today" o haber participado en montajes teatrales, Maika Makovski nos vuelve a sorprender y se pone frente a las cámaras para convertirse en la presentadora de "La hora musa", un nuevo programa de La2 que contendrá “música, música y música”. 

<
>

 

El Parnaso
De Dingoperromudo 
 
Por Patricia Muñoz
 
Nació sobre un escritorio en 2008 y desde entonces le habíamos visto en paredes, fachadas y cierres de las calles de Madrid. Ahora, Dingoperromudo nos espera en la galería Swinton and Grant, en pleno barrio de Lavapiés.
 
no podía llegar a Swinton de otra manera que acompañado de su Parnaso lleno de plantas, frutas, árboles, flores y fondos verdes. Y es que esta morada de musas y patria de artistas es el escenario preferido de Dingo y en el que se inspira para su primera exposición bautizada como Psique: 'Es ese refugio inalterable en nuestro interior capaz de devolvernos la calma y la tranquilidad y de permitirnos recuperar la confianza y el equilibrio. Ese rincón al que acudir para la reflexión trascendental e introspectiva', explica el artista.
 
Ya era hora de que el perro blanco de orejas rosas se colara dentro de una galería ¿Por qué ha tardado tanto? ¿Qué supone esta primera exposición?  Siempre fui reticente a ser partícipe de ellas. Nunca sentí esa necesidad de verme en una galería como si ello consolidase la carrera de un artista. Fue con el tiempo cuando pensé que también era una vía muy válida para dar a conocer lo que hago y sobre todo de establecer parámetros de trabajo, ciclos que cambian.
 
¿Qué esperas de esta exposición? Mostrar mi trabajo de una manera más oficial y hacer las delicias al público que lo contempla, justo como en la calle.
 
Y hablando de delicias, ¿qué habría en tu jardín de las delicias, en tu jardín idílico? Un panorama completamente idílico respecto a cómo la sociedad está constituida. Lo suficiente como para que una rama de mi discurso sea la evasión de la propia. Simplemente observando los pilares de nuestra civilización, el cómo se han establecido las ciudades, el cómo nos comunicamos, qué personas o tendencias hemos establecido como ejemplos a imitar… Al observar todo esto descubres lo difícil que sería alcanzar un orden que concuerde a la perfección con tu jardín de las delicias.
 
¿Hay algún jardín en el que te gustaría intervenir? El Real Jardín Botánico de Madrid, una vieja casita perdida en la inmensidad de una llanura de trigo.
 
¿Próxima parada? Varios festivales en España y en el extranjero, continuar pateando la calle a la caída del sol en busca de ese hueco en el que hacer mi siguiente idea. 
 
Swinton Gallery · (C/ Miguel Servet 21). Hasta el 17 de junio

El parnaso de Dingoperromudo